Lunes, 16 Agosto 2010 00:00

El restaurante de la EHM cierra el curso con gran éxito

Durante el periodo formativo de este año lo visitaron más de 400 melillenses. 

El restaurante de la Escuela de Hostelería de la ciudad, gestionada por la ‘Fundación Hispano-Árabe de la Dieta Mediterránea’ con sede en Benahavís, recibió durante este curso académico la visita de unos “400 comensales”, tal y como confirmó a ‘El Faro’ el coordinador de este centro formativo en Melilla, Esteban Barajas Martínez.
Barajas informó que el “grado de satisfacción” de los melillenses que han tenido la oportunidad de comer en el restaurante, “ha sido muy alto”, ya que se ha formado una lista de espera considerable aguardando a que algunos de los clientes no pudiese acudir a su cita para que otros visitasen el restaurante en su lugar.
 
En cuanto al menú, el coordinador del centro dijo que éste iba cambiando, a pesar de que algunos de los platos iban repitiéndose “por demanda de los usuarios”, puesto que acudían al restaurante con “algunas referencias de amigos o compañeros que les recomendaron probar una receta determinada”.
 
En este sentido, y desde el punto de vista formativo y la repercusión de la práctica en el restaurante para los estudiantes tanto del curso de Jefe de Rango como el de Cocina, Barajas incidió en que la preparación de los alumnos “mejoraba sustancialmente con la atención al público porque son clientes reales, que exigen, aunque la mayoría de ellos son conscientes de que visitan una escuela de hostelería” y que aún no se puede pedir la perfección de un profesional del sector que se encuentre mucho tiempo llevando a cabo su trabajo.
 
En otro orden de cosas, a tenor de lo dicho por Barajas, “los melillenses que han visitado el restaurante saben que ésta es una de las mejores escuelas de hostelería de la ciudad”, puesto que a la preparación se le unen las nuevas tendencias culinarias, ofreciendo al cliente algo distinto.De esta forma, ante las innovaciones gastronómicas, se crean nuevas necesidades como el maridaje de los vinos para determinados platos.
 
En referencia a la expectativa de reserva de mesa del restaurante para este curso académico, Barajas dijo que “se había desbordado porque contamos con el doble de reservas de las que nos esperábamos”.
 
El coordinador finalizó diciendo que aunque habían abierto dos días a la semana, les fue imposible atender todas las demandas.
 
Fuente: El faro digital (9/Agosto/2010)